Quienes somos nosotras, tiene mucho que ver, con quienes fueron ellas antes… porque toda historia, tuvo antes otra detrás…

Que la figura de la madre me fascina, no hace falta que os lo diga, además trabajo con un equipo de madres de “órdago”.

En su día, nuestras madres dieron un paso importante y en Verderón lo queremos compartir:

Empezamos con una idea arriesgada para entonces y rompedora incluso hoy:si pensabas que el visón solo está de moda en la actualidad o que solo es para chaquetas o estolas, estás confundida.

María Dolores, se lo puso el día de su boda y fue en el velo el lugar elegido. Vestido de  gran caída y estética retro, con una cola hecha para soñar.

la foto 4 la foto 3

De mirada serena, dulzura en los ojos y sonrisa plena, nos conquista esta foto con su marido Juan.

la foto 1

Pero lo que más me llama la atención de esta historia no es como empezó, sino cómo continúa, este año pasado hicieron 50 años de casados y tienen nada más y nada menos que 33 estupendos nietos y se quieren más, mucho más, que el primer día…

Por lo que Verderón les obsequió como se merecen: 50 rosas rojas dentro de un farol: rosas porque la vida en matrimonio tiene sus espinas, pero de ellas puede nacer una flor y en un farol, porque el uno para el otro son luz en sus respectivos caminos.

Imagen1

La segunda protagonista, no podía tener otro nombre, Sol fue, es y será para todos en su casa.

Discreta y espectacular, con un vestido invernal de corte sencillo con un collar de perlas, entonces y por siempre, elegante y refinado.

la foto IMG-20121218-WA0021

Y no menos Ignacio, con toques de galán y maestro de la elegancia, chaleco y guantes a juego, porque nadie como él para lucirlo.

Fue terminar la oposición de inspector de hacienda y prometer la luna a quien se lo merecía todo, no les importaba la fecha, el día o la hora, sino poder estar juntos.

Y así ha sido 41 años juntos no han borrado sus ganas de disfrutar el uno del otro y eso si que no puedo describirlo con palabras.

Aquí podéis ver la estética de entonces que hoy muchas llevamos con orgullo.

image

Y por último otro par de genios en el amor y en la elegancia, cuyos nombres dan para un relato, el se llama con el santo de los enamorados Valentín y ella rompiendo moldes hasta para nombrarla: Vicentina.

Van a hacer 40 años de casados y son el ejemplo de todos nosotros. Se miran cada mañana como si volvieran a los 20 años, para fascinación de sus hijos.

Ella también quiso romper moldes con una pamela blanca, (¡me encanta!) un vestido de corte sencillo y dos rosas, no le hacía falta más, dos rosas sofisticadas que para ella todo significaban. Él con su traje de ingeniero químico, orgulloso de llevarla del brazo para compartir toda su vida.

Imagen1

image-1

Tres matrimonios en los que me detendría sin dudar para contaros los secretos de su éxito, que sin duda alguna sería algo así como: ” nacimos en una época, en la que cuando algo no funcionaba se arreglaba y no se tiraba a la basura”

Doy lo que sea por tener la mitad de suerte que estos tres matrimonios de oro. Ellos me hacen soñar con el día de mi boda.

Fdo de Verderón: GRACIAS POR TODOS ESTOS AÑOS JUNTOS, SOIS EL EJEMPLO Y EL ORGULLO DE TODOS VUESTROS HIJOS.

Anuncios