La verdad es que nunca pensé que me sentiría atraída por las bodas de invierno, pero cada día me emocionan más: todo cambia cuando estilo y nieve se juntan.

Este es el caso de la boda de Inés y Aitor, en el Castillo de Gorraiz en Pamplona, el paraje era idílico, los novios espectaculares y el ambiente inigualable.

Boda Ines y Aitor268

Boda Ines y Aitor318 04- 12- 2010

Era como una composición de blancos en un lienzo difícil de igualar: blanca era la nieve y lo que parecía blanco en el vestido se convertía en algo más roto sobre el manto helado y el ramo de rosas sencillo y a juego.

El toque elegante además del porte de la radiante novia era el bolero de piel que la cubría para protegerla del frío. ¡Espectacular!

04- 12- 2010 04- 12- 2010

Boda Ines y Aitor288

De la mano de Verderón quisimos darle un toque inolvidable para hacer aún más especial ese día:

– Con una pashminas para las invitadas, perfectas para el fresquito y muy prácticas, presentadas con total originalidad.

– Pizarras rústicas con los nombres de personajes de la mancha, de cuyo nombre sí quiero acordarme: El Quijote.

– Unos gemelos personalizados para el novio que Inés le regaló, porque de ellos tampoco nos olvidamos.

– Y un detalle de lo más especial: una medalla de la virgen de Fátima, a la que la novia tiene mucho cariño, con la cual Aitor sorprendió a Inés durante el viaje de novios.

04- 12- 2010

Ella no necesitaba más, lo tenía todo: a quien más quería, un peinado sencillo que hacía más visible la sonrisa de la cara y un paseo inolvidable por la nieve.

04- 12- 2010

Fotografía: María López Jurado su facebook aquí.

Decoración y detalles: Verderón su facebook aquí.

Anuncios